Common Digital

TPL_GK_LANG_GK_MOBILE_DESKTOP TPL_GK_LANG_GK_MOBILE_REGISTER TPL_GK_LANG_GK_MOBILE_LOGIN

La CAPEVEDI celebrará el primer “Día de la Venta Directa” en el Perú

Capevedi logo

A fin de reconocer el esfuerzo de los empresarios independientes, 

ü  Para los 670 mil empresarios independientes que hoy tiene el país, la venta directa representa una segunda fuente de ingresos.

Lima, noviembre del 2016.- Uno de los aspectos más resaltantes de la Venta Directa es su gran contribución al desarrollo de la sociedad. En buena medida, ese gran impacto se debe al efecto tan positivo que produce en el núcleo familiar.

En esa línea, a fin de reconocer el esfuerzo y dedicación de cada uno de los empresarios independientes que hacen que el sector sea cada vez más grande, fuerte y reconocido, la Cámara Peruana de Venta Directa-CAPEVEDI- celebrará por primera vez el “Día de la Venta Directa” en el Perú, en un cóctel que reunirá a los gerentes y empresarios independientes de las 18 empresas asociadas activas y 01 empresa asociada provisional que hoy conforman la CAPEVEDI, entre las que destacan: Avon, Belcorp, Herbalife, Omnilife, Oriflame, Natura, Unique; entre otras.

Para Jose Ramón Hernández, presidente de la CAPEVEDI, este evento es muy importante para reconocer los logros de los empresarios independientes. “Es la primera vez que realizamos este encuentro, y lo hacemos con mucho cariño por el esfuerzo y dedicación que pone cada uno de los empresarios independientes en su negocio a diario, ya que no solo representa resultados para las empresas asociadas, sino para ellos mismos: en lo personal, profesional y muchas veces en lo económico”.

El negocio de ventadirecta movió en el Perú, al cierre del tercer trimestre de este año, alrededor de S/. 1,370 MM, y ese monto fue generado gracias a los más de 670 mil empresarios independientes, que conciben a la venta directa como un camino para lograr su desarrollo y crecimiento económico. Dentro de los beneficios, la Venta Directa representa una fuente de ingreso adicional al que ya perciben como trabajadores dependientes, les permite iniciar un negocio propio con poca inversión, así como mejorar la calidad de vida de sus familias.

En la actualidad, siete de cada diez se dedican a este tipo de negocio, donde se encuentran mujeres y hombres, independientemente de sus antecedentes educativos o experiencias de trabajo; y existe un 31% que quiere incursionar en el mismo por el impacto social y económico que supone.